Usted está aquí

Salvador Velasco

En bendita hora.

Seguidamente le aclaro el enunciado de estas letras, me llamo Salvador Velasco. Soy compañero suyo de esta Clínica de rehabilitación quiropráctica donde acudí después de años tratándome en la medicina tradicional de una lesión de espalda, según me dicen es un desplazamiento de almohadilla entre la 4ª y 5ª vertebra. Mi situación era de crisis periódicas cada año o año y medio, tratamiento clásico que ya sabemos; antiinflamatorios, relajantes musculares y analgésicos para el dolor, en fin un tiovivo donde se dan vueltas y vueltas y siempre estas girando en el mismo sentido.

Pero en bendita hora  me decidí a venir, ya que tenía un compañero (al cual le ha ido igual de bien que a mí) insistiendo en que probara este tipo de rehabilitación, así que me decidí y la verdad que si no fuera yo el enfermo no creería lo bien que me encuentro.  Sin agarrotamiento en el nervio, fuera molestias, puedo conducir sin problemas, hacer mis paseos, en fin poder vivir con una calidad de vida que no tenía y creía haber perdido para siempre.

Por lo cual compañero mucho ánimo, mucha constancia, mucha disciplina en lo que le indiquen y verá como al final se une a los que exclamamos: En bendita hora.

Saludos.