Usted está aquí

Rosa

Hola! Soy Rosa y acudí al Centro Quiropráctico Sorensen porque me lo recomendaron, aunque no estaba muy convencida.

Desde 2005 tenía dolor en el cuello y la espalda, debido a una caída y me limitaba bastante en mi vida diaria, ahora, después de 17 sesiones no tengo ningún dolor en el cuello y una pequeña molestia en la espalda.

Pienso continuar con mis sesiones hasta acabar las 30 de mi tratamiento y seguir las pautas que me marque mi quiropráctico de ahora en adelante.

Espero que mi testimonio te ayude y anime en tu recuperación.

Un saludo.