Usted está aquí

Escoliosis Idiopática Adolestente

La mayoría de los pacientes conocen la palabra ”escoliosis” y saben que tiene algo que ver con las curvas de la columna, además de ser algo que hay que vigilar en los niños, pero ¿en qué consiste la escoliosis?

La escoliosis es la desviación de la columna hacia los lados, vista la columna de frente o desde atrás. En la mayoría de los casos en una persona con escoliosis se puede observar que los hombros, los omóplatos y a veces la cadera no están nivelados horizontalmente.

La mayoría de las personas tienen algún grado de escoliosis, pero cuando la medición del ángulo de escoliosis es mayor de 10º a 15º es cuando empezamos a considerar la escoliosis como un problema.

La “escoliosis idiopática adolescente” afecta a pacientes jóvenes, de edad entre 8 y 17 años y afecta más a las niñas que a los niños. La razón por la cual ataca a edades tan tempranas es debido al crecimiento de los distintos sistemas del cuerpo humano. El esqueleto crece aceleradamente a estas edades y esto provoca que el conjunto pierda algo de estabilidad ya que los músculos y el sistema nervioso se quedan un poco atrás, no pudiéndose asegurar un adecuado funcionamiento de todo el cuerpo. Aunque normalmente el sistema nervioso y el muscular son lo bastante fuertes como para restablecer el equilibrio, en ocasiones el crecimiento del esqueleto es demasiado acelerado y no puede adaptarse el resto del conjunto con lo que empieza a desarrollarse la escoliosis.

Cuando se habla del sector adolescente de la población se tiende a pensar que no tienen problemas de salud, pensamos que los problemas de columna llegan con “los años”, sin embargo la mayoría de los problemas relacionados con la columna empiezan durante la juventud, el problema es que los efectos no se sienten hasta pasados los 25 años de edad. Un problema que afecta particularmente al sector adolescente (entre 9 y 19 años) es la escoliosis idiopática. En general es “silenciosa”, no produce dolor, sin embargo puede ser bastante agresiva, especialmente en las niñas.

La escoliosis es una desviación de la columna hacia los lados, de forma que esta adopta la forma de una “S” y a menudo se puede observar que uno de los omóplatos sobresale de la espalda más que el otro.

El tratamiento de la escoliosis adolescente si se detecta tarde es bastante incómodo, necesitaría llevar un aparato ortopédico para la espalda, realizar ejercicio a diario y en ocasiones puede incluso necesitar cirugía, por eso es tan importante “detectarla cuanto antes”.

Hay que tener en cuenta que en la escoliosis hay un factor hereditario, así si el padre y la madre tienen escoliosis hay más posibilidades de que los hijos puedan tenerla también; además las niñas tienen un 50% más de posibilidad de desarrollar escoliosis con un ángulo superior a 25º.

Muy importante es inspeccionar regularmente la espalda y postura de los niños y de los adultos jóvenes, esto podemos verlo haciendo que el niño se ponga de pie con la mirada hacia delante y con los pies ligeramente separados, se inspeccionará la espalda desde alguna distancia  y se verá si hay inclinación de la cabeza, desnivelación de los hombros, de la zona inferior de los omóplatos y de las caderas, además hay que comprobar si un omoplato sobresale un poco más que el otro.

Si detecta cualquier anomalía lleve al niño a que lo vea un especialista. Si parece que la espalda está bien vuelva a inspeccionarla en unos meses y siga así hasta los 16 años. El objetivo básico con la detección precoz es disminuir lo más posible el aumento de la escoliosis y si se detiene totalmente se considera un buen resultado y si se disminuye el ángulo de escoliosis sería un resultado sobresaliente.

Puesto que el quiropráctico trabaja con las funciones relacionadas con el sistema nervioso, muscular y esquelético y a la vez es un experto en la columna es natural que los tratamientos quiroprácticos sean capaces de ayudar a una columna con escoliosis; a su vez la normalización de los movimientos de la columna que acompaña al tratamiento quiropráctico puede resultar beneficioso para la escoliosis. También es esencial que se estimule al paciente a realizar ejercicio físico.

Testimonios