Usted está aquí

El Nervio Ciático

El nervio ciático es el nervio principal de la pierna, manda información a músculos, vasos sanguíneos y otros, además de mandar información sensorial desde la mayor parte de la pierna.

En ocasiones el nervio puede inflamarse, lo que causa dolor en el recorrido del nervio, pero también puede debilitarse la musculatura y causar hinchazón en la pierna. Tanto la falta de fuerza muscular como la hinchazón es debido a que el nervio ciático, por la inflamación que sufre, no puede transmitir adecuadamente los impulsos nerviosos (parecido a lo que ocurre con un cable de teléfono que tiene una conexión mala).

La inflamación del nervio ciático puede ser provocada por varios motivos como hernia de disco, trauma, opresión periférica del nervio mismo (por ejemplo del músculo Piramidal), pero lo más común es que la inflamación venga desde las articulaciones adyacentes a la vértebra; es lo que los Quiroprácticos denominan como “Complejo de Subluxación”.

En la mayoría de los casos son una multitud de causas las que hacen que el paciente por fin busque ayuda. Es común en estos casos que haya degeneración de las articulaciones en la parte baja de la espalda debido a la mala mecánica de la columna lumbar acumulada a lo largo de años, además de tensiones musculares particularmente en el cachete del lado afectado (le cuesta al paciente cruzar la pierna afectada por encima de la otra) y a veces el problema ha avanzado hasta el punto en que el paciente es diagnosticado de padecer hernia de disco.

El Quiropráctico no sólo se centra en reducir los Complejos de Subluxación (articulaciones que no se mueven bien) sino que además va a mejorar la estabilidad muscular en la zona y si además el paciente ha sido diagnosticado de padecer hernia de disco o degeneración del mismo, las metas a largo plazo serán que estas condiciones no avancen.

Testimonios