Usted está aquí

Dolores de Cabeza

¿Has prestado atención a una de estas publicidades que dicen, que si tomando esto ó tomando lo otro te  ofrece un remedio para los ‘dolores de cabeza normales’?

Estas campañas han sido increíblemente exitosas en manipularnos con el fin de alcanzar el primer bote de analgésicos para atenuar las primeras señas de un dolor de cabeza. Este tipo de actuación ha causado que en nuestra consulta oigamos ya cosas bastante raras.

Contestando a la pregunta, si un paciente padece de dolores de cabeza, a menudo me contesta: “No – simplemente los normales”. Pues, bien – ¿y esto que significa? Una cosa es segura: nuestras cabezas no han sido diseñadas para causarnos dolores. Y mucho menos, que estos sean normales.

Sin embargo, por mucho que nos extrañe el concepto de que los dolores de cabeza son normales, la frase sigue repitiéndose – “No tengo más dolores de cabeza que cualquiera”. La sociedad entera ha sido convencida de que es normal tener dolores de cabeza, y de que la mejor manera de atenuar el problema es tragarse un par de analgésicos,  y no de intentar buscar la verdadera salud y lograr mantenerlo.

Los dolores de cabeza vienen de muchas maneras, e influyen profundamente en nuestras vidas. Los pacientes acuden a nuestra consulta debido a dolores de cabeza durante años. Una cosa es tomarse un analgésico de vez en cuando y otra cosa es el tomárselo por norma. Si esto pasara, es importante que se busque la causa.

¿Cuál es la causa de dolores de la cabeza?

Hay causas bastante aparentes como el exceso de alcohol, estrés, gases tóxicos y malas posturas. Pero, a menudo la causa se debe al mal-funcionamiento de las vértebras del cuello y de la parte superior de la columna dorsal. Frecuentemente esto es debido a las actividades que forman parte de nuestra vida cotidiana. Como cada vez vivimos una vida más sedentaria, y a la vez estresante hay más gente que sufren hoy de dolores de cabeza.

Cuando las estructuras articulares del cuello y de la columna dorsal sufren sobrecarga constantemente, los resultados son dolores de cabeza agotadores, provocados por dicha inflamación.

Los dolores de cabeza son un tipo de advertencia, indicándonos que algo ha ido mal. Tomando un analgésico en estas circunstancias es como quitar la pila de una alarma de fuego cuando suena. Obviamente, esto no apaga el fuego, ni el analgésico cura la causa de los dolores de cabeza.

Tomando analgésicos nos alivia temporalmente el dolor de cabeza, pero no hace nada para arreglar el problema de fondo.

A menudo nuestros pacientes que sufren de dolores de cabeza encuentran el alivio deseado, después de pasar por un programa de tratamiento quiropráctico.

Lesiones en el cuello causado por caídas, lesiones deportivas y ‘latigazos cervicales’, pueden causar malfuncionamiento de la columna cervical y como consecuencia – dolores de la cabeza persistentes e irritantes. Al normalizar el aspecto mecánico del cuello y de la columna dorsal, desaparecerán las inflamaciones articulares y con esto desaparecerán los dolores de cabeza.

Sea cual sea la causa de sus dolores de cabeza, los analgésicos pocas veces ofrecen una solución a largo plazo. Si un miembro de su familia ó de su entorno familiar ó laboral sufre de dolores de cabeza recurrentes, le recomiendo que consulte con un quiropráctico lo antes posible.

Y, si su quiropráctico encuentra que sus dolores no están causados por problemas mecánicos, se recomendará al paciente que consulte con el especialista adecuado.

Testimonios